Además de los dos modelos estándar, también hay sofisticados grifos de cocina, cada uno con sus propias ventajas: El grifo mezclador termostático: tiene dos manijas, una para regular el flujo y la otra, graduada en grados centígrados, para seleccionar la temperatura exacta deseada. El grifo de infrarrojos: equipado con un detector de movimiento El grifo ecológico: se añade al mecanismo un ahorrador de agua para reducir el consumo. El grifo filtrante: un modelo de tres vías que permite conectar un sistema de filtración de agua.