Hay una gran variedad de ratones en el mercado. Se recomienda que los empleados traten de usar una variedad de modelos para determinar cuál les conviene más. A continuación se ofrecen algunas pautas generales:Se recomienda encarecidamente utilizar un ratón inalámbrico a pilas porque elimina el riesgo de tropezar con el cable y aumenta la elección de las ubicaciones del ratón. Forma y tamaño del ratón:Elija un ratón que se adapte a su mano, es decir, que se ajuste y apoye la curvatura natural de la mano. Elija un ratón que le permita mantener una posición neutra de la mano y la muñeca. un ratón Un ratón grande, que todavía cabe en la palma de la mano, ayuda a utilizar los músculos más grandes de los brazos, no sólo los pequeños músculos de la muñeca, que se cansan rápidamente y son más propensos a los trastornos músculo-esqueléticos relacionados con el trabajo (WMSD). Botones: Elija un ratón con botones que funcionen al presionarlos ligeramente, sin ejercer mucha fuerza, pero que no sean demasiado sensibles (respondan al tacto). Elija un ratón con botones que no causen calambres en los dedos o que los separen demasiado. Elija un ratón con la función “bloqueo de clic” o “bloqueo de movimiento”.